sábado, 28 de julio de 2018

Vacaciones y lectura: cómo mantener el hábito de leer mientras descansas.

Vacaciones y lectura: cómo mantener el hábito de leer mientras descansas.

   Muchos de los que salimos de vacaciones no sólo dejamos atrás el trabajo y las preocupaciones laborales, sino también a nuestros fieles amigos los libros como si la diversión y la lectura fueran excluyente siendo este un error garrafal.

   Hoy hablaremos sobre cómo mantener el hábito de la lectura sin necesidad de interrumpir los planes vacacionales que hemos preparado.

   ¿Listo? ¡Adelante!


   Adáptate al tiempo disponible.

   Esto significa establecer horarios de lectura según tus actividades vacacionales. Esto es más sencillo de lo que se piensa ya que, por lo general, asumimos que se realizarán más actividades de las realmente posibles en ese tiempo. Así que con un poco de honestidad y sentido común, podrás encontrar el tiempo requerido para continuar visitando esos maravillosos mundos que encontramos en nuestros libros.

   Persistencia en tu rutina.

   Digamos que ya tienes el tiempo apartado para leer. Ahora tienes que poner en juego tu decisión de cumplir con la rutina de utilizar las horas seleccionadas para la lectura. ¿Qué sucede si no cumples con tus objetivos de lectura? De seguro nada grave, pero podrías perder el sentido de la historia, confundir personajes o simplemente perder el rumbo de de la trama. Por esto, el tiempo apartado para la lectura debe ir acompañado de un compromiso contigo mismo. Verás como al finalizar las vacaciones habrás disfrutado mucho más de lo que habría sido posible de dejar atrás a tus amigos los libros.

   Selecciona los libros.

   No todos los libros son iguales, esto es algo que bien sabes como lector. Hay algunos que te exigen más que otros. Por ello, al momento de pensar en vacacionar, piensa cuales son los libros que mejor se acomoden a la actividad que estás por iniciar. De nada vale llevar un libro cuya lectura se convierta en una tortura en lugar de una satisfacción.

   No olvides el lugar perfecto para leer.

   Son muchas las cosas que, al viajar, escapan de nuestro control y esto incluye la elección del sitio para leer. Sin embargo siempre podrás encontrar un área sólo para ti, una “zona de lectura” en la que puedas conectarte con la lectura de manera automática. Créeme que lograr esta área de lectura hará que disfrutes de los libros sin abandonar las actividades vacacionales programadas.

   Dosifica la televisión.

   A dónde sea que vayas, es muy posible que te encuentres con televisión por cable. Esta es una gran tentación para consumir el tiempo apartado para a la lectura. Pero puedes utilizar esto para incrementar el tiempo de lectura. ¿Cómo? Dosifica el tiempo ante la televisión con el compromiso interno de leer un rato después de ver tu programa favorito. Un trato más que adecuado, ¿verdad?

   Convierte tus vacaciones en un tiempo de descubrimiento literario conociendo diferentes géneros y nuevos autores. ¡Verás cómo la lectura puede hacer de tus vacaciones una experiencia única e inolvidable!

No hay comentarios:

Publicar un comentario